Manresa inaugurará el Museu del Barroc de Catalunya coincidiendo con la Festa de la Llum.

La inauguración se realizará el miércoles 21 de febrero a las 7 de la tarde e incluirá un espectáculo de danza vertical. Durante la Fira de L’Aixada se realizarán visitas guiadas al nuevo Museo.

Manresa inaugurará el Museu del Barroc de Catalunya el miércoles 21 de febrero, coincidiendo con la Festa de la Llum. El acto se iniciará a las 7 de la tarde en la plaça Sant Ignasi y contará con un espectáculo de danza vertical a cargo de la Companyia Berta Baliu. A continuación, habrá puertas abiertas en el nuevo museo (aforo limitado), con acompañamiento de danza y música a cargo de Xuriach y de alumnos del Conservatori de Música de Manresa. Durante la Fira de L’Aixada, el 24 y 25 de febrero, se realizarán visitas guiadas gratuitas con inscripción previa. El acto de inauguración contará con la presencia de la Consellera de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Natàlia Garriga Ibáñez.

Así lo ha detallado este mediodía el alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado de la regidora de Cultura i Llengua, Tània Infante Martínez, de la directora general de Patrimoni Cultural de la Generalitat de Catalunya, Sònia Hernández Almodóvar, del director del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), Josep Serra Villalba, y del director del Museu de Manresa, Francesc Vilà Noguera.

El nuevo Museu del Barroc de Catalunya está ubicado en el antiguo Col·legio Sant Ignasi, que el Ajuntamient de Manresa ha rehabilitado completamente. En su primera fase ocupa las alas oeste y sur de la primera planta del edificio, con un espacio expositivo de 675 metros cuadrados que se doblará cuando se afronte la segunda fase. El museo alberga las obras más representativas del barroco catalán, provenientes mayoritariamente del Museu de Manresa y también de otros museos del país, con un total de 182 piezas. Incluye también 12 recursos audiovisuales y 5 sonoros.

Durante la rueda de prensa, el alcalde de Manresa ha destacado la suma de esfuerzos de todas las instituciones por hacer posible el nuevo museo, que “sitúa a Manresa como el epicentro del barroco catalán y que permitirá que el gran público redescubra este patrimonio tan importante en nuestro país”. También ha puesto de relieve la ubicación del Museu del Barroc, en el antiguo Col·legio Sant Ignasi, «un emplazamiento único, declarado Bien Cultural de Interés Nacional, que se ha rehabilitado íntegramente».

Por su parte, la directora general del Patrimoni Cultural ha destacado la estrecha colaboración que ha habido entre el Ajuntament de Manresa y la Generalitat de Catalunya y ha manifestado que la puesta en funcionamiento de este nuevo equipamiento es clave para el Departament de Cultura y por lo que representa en el mapa museístico del país: “el museu comarcal da un salto importante y toma una relevancia nacional. Por eso le animamos a iniciar el proceso para que sea declarado Museu d’Interés Nacional, un reconocimiento a su papel ya la importancia de su colección, tanto a nivel nacional como internacional”.

Territorio barroco

El Museu del Barroc de Catalunya pone en valor el patrimonio de este período en nuestro país y favorece su conocimiento y divulgación, aportando una lectura e interpretación que vincula a la sociedad y el pensamiento del presente. A medida que se recorre la exposición, los ámbitos de interpretación se presentan con ventanas al pasado que revelan la complejidad del período barroco y construyen narrativas evocadoras que invitan a los visitantes a conectar con las obras de forma más íntima. La visita culmina en una única sala, que se presenta como el punto álgido de la experiencia. Este último espacio se transforma en una inmersión audiovisual, transportando al visitante a los territorios barrocos catalanes, y ofreciendo una experiencia multisensorial que profundiza en la riqueza cultural y artística del barroco de Catalunya.

La exposición del Museu del Barroc de Catalunya se forma a partir de los fondos del Museu de Manresa (96 piezas), de la aportación del Museu Nacional d’Art de Catalunya (27) y de la Colecció Nacional d’Arte de Generalitat de Catalunya (7), así como de la aportación de varios museos del país con los que manifiesta la voluntad de coordinarse en programas de trabajo para la difusión de este patrimonio (51). En este marco, la Generalitat de Catalunya ha potenciado en los últimos años la adquisición de arte catalán de la época del barroco.


Los más representativos

La colección está formada por 182 piezas de los autores más representativos del barroco catalán, como Antoni Viladomat Manalt, Joaquín Juncosa, Francisco Tramulles Roig, Francisco Pla y Duran o Pere Cuquet, entre otros.

En el museo encontramos a los autores más representativos del barroco catalán, como Antoni Viladomat Manalt, el pintor más relevante de la primera mitad del siglo XVIII en Catalunya, del que se podrán admirar tres de las pinturas de la serie de cuadros dedicados a San Francisco d’Asís que decoraban, hasta la época de la invasión napoleónica, el claustro mayor del convento de Sant Francesc en Barcelona.

También Joaquim Juncosa, con ‘Flagelación de Cristo’, que forma parte de la Colección Nacional d’Arte de la Generalitat de Catalunya; Francesc Tramulles i Roig, uno de los nombres más importantes de la pintura catalana del siglo XVIII, con el grabado ‘la Máscara Real de Carlos III’, procedente del MNAC; Francesc Pla Duran, conocido como El Vigatà, con la pintura ‘Moisés destruyendo los ejércitos del Faraón’; Pere Cuquet, pintor de estilo tenebrista, con la escena de la Natividad que formaba parte del conjunto de seis telas del Retablo Mayor de l’Església del Carmen de Manresa, salvadas de las razias destructivas hacia el patrimonio religioso durante la Guerra Civil; Josep Bernat Flaugier, con ‘Séquito nupcial con la estatua de Himeneu’, del MNAC; Andreu Sala y Ramon Amadeu Grau, dos de los escultores del barroco catalán, con el imponente ‘Sant guerrer’ o la delicada ‘Santa Anna y la Virgen niña’, del fondo del MNAC; Joan Grau, Josep Sunyer y Jaume Padró, de la escuela de escultura barroca manresana del siglo XVII, de los que se pueden ver varias obras del fondo del Museu de Manresa, del Museu de la Seu de Manresa y del Museo de Cervera; Agustí Pujol, con dos bustos provenientes del Museu de Reus, o Pere Costa, con dos fragmentos de retablo procedentes del Museu de Reus.


Una rehabilitación integral

Ubicado en la primera planta del antiguo Col·legi Sant Ignasi, que se ha rehabilitado completamente, el Museu del Barroc de Catalunya establece un nuevo concepto utilizando la presencia de obras y la implementación de aplicaciones audiovisuales y sonoras.

Las obras para rehabilitar el antiguo Col·legi Sant Ignasi (siglo XVIII-XIX), declarado Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), permiten a la ciudad recuperar un equipamiento patrimonial de 8.000 metros cuadrados para destinarlo a usos culturales y turísticos. De estos 8.000 metros cuadrados, la actuación de rehabilitación se ha centrado en 6.000 (los 2.000 restantes corresponden al archivo). En la planta baja, se encuentra el espacio de acogida de peregrinos, la recepción y salas para exposiciones temporales. En la primera planta se ha ubicado el Museu del Barroc de Catalunya, la segunda planta se destinará al Museu de la ciudad de Manresa y la tercera planta acogerá un espacio dedicado a la Fundació Josep Mestres Cabanes, un almacén, que será visitable, y los espacios técnicos administrativos. En cuanto al claustro, será de libre acceso y, por tanto, quedará abierto a la ciudadanía, que ganará un nuevo espacio público preparado también para programar actos culturales.

Los trabajos de rehabilitación del edificio (refuerzo estructural, fachadas y nuevo volumen) han ascendido a 7,5 millones de euros y la construcción y puesta en marcha del Museu del Barroc de Catalunya (obra civil, museografía, plan de comunicación y personal) a 1,9 millones de euros, IVA incluido. Más de la mitad de la financiación (5,2 millones de euros) proviene de subvenciones específicas para la recuperación de patrimonio, provenientes de los fondos europeos Feder, de la Generalitat de Catalunya, de la Diputació de Barcelona y de los fondos Next Generation, de la convocatoria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La intervención en el antiguo Col·legio Sant Ignasi de Manresa es una acción estratégica que permite cumplir varios objetivos en la ciudad: recuperar patrimonio, ganar un equipamiento cultural de referencia en el país, transformar urbanísticamente todo el entorno —Vía San Ignacio, calle Bertrand Serra y plaza de Sant Ignasi—, revitalizar el Centro Histórico, en especial el barrio de Les Escodines, y potenciar el papel de Manresa dentro del ámbito turístico nacional.

Comparte:

Buscar

Per si t'ho has perdut

El Museu del Barroc de Catalunya està englobat dins l’espai del Museu de Manresa. Accedeix a la seva web des d’aquí:

Plaça de Sant Ignasi 14-16, 08241 Manresa — Barcelona

+34 938 741 155

El Museu del Barroc de Catalunya està englobat dins l’espai del Museu de Manresa. Accedeix a la seva web des d’aquí:

Buscar

Per si t'ho has perdut

Plaça de Sant Ignasi 14-16
08241 Manresa — Barcelona

+34 938 741 155

Buscar

Por si te lo has perdido

El Museu del Barroc de Catalunya está englobado en el espacio del Museu de Manresa. Accede a su web desde aquí:

Plaça de Sant Ignasi 14-16, 08241 Manresa — Barcelona

+34 938 741 155

El Museu del Barroc de Catalunya está englobado en el espacio del Museu de Manresa. Accede a su web desde aquí:

Buscar

Por si te lo has perdido

Plaça de Sant Ignasi 14-16
08241 Manresa — Barcelona

+34 938 741 155